:: CONTENIDO DEL CARRO DE COMPRAS
 Producto

Total producto: 0 €

Descuentos y promociones pueden ser incluidos cuando usted va a la caja

 
 
 
 
 

:: ¿Cómo elegir una plataforma vibratoria?

¿Cómo se elige una plataforma vibratoria?

Si ha llegado a este párrafo quiere decir que está convencido de las bondades de este aparato y esta interesado en comprarlo: la elección es algo difícil.


Sobre el mercado existen incontables modelos y marcas de plataformas vibratorias (de vibración vertical y basculantes oscilantes) y por lo tanto es una buena cosa informarse bien sobre qué cosa se está comprando y efectuar la elección adecuada. En este párrafo les daremos todos los consejos útiles para hacer la mejor elección en base a su propio presupuesto de compra.


Las discriminantes principales son las siguientes: Frecuencia, Amplitud, Potencia, Fabricante.

 

FRECUENCIA: A un número preciso de vibraciones por segundo o hertz (1 hertz corresponde a 1 vibración por segundo), se obtienen respuestas y efectos sobre nuestro organismo.

He aquí algunos casos específicos:

  • a 25 hertz se cura la osteoporosis y las problemas a los cartílagos,
  • a 35 hertz se realiza trabajo de masa,
  • a 50 hertz se hace relajación, masajes,
  • entre los 5 y los 10 hertz se experimentan problemas en las articulaciones,
  • entre las 60 y las 75 hertz se experimentan problemas de carácter neurológico, nausea, vómito,
  • alrededor de 80 hertz las plataformas vibratorias pueden aumentar el riesgo de rompimiento de retina, etc...

 

Vea nuestra tabla comparativa de Plataformas vibratorias ¡PINCHE AQUÍ!

 

Es muy importante que la frecuencia sea precisa y no descienda a causa del peso del individuo que la utiliza. Puede suceder que plataformas vibratorias poco potentes puedan señalar 35 hertz pero luego en realidad produzcan 20 hertz debido a que no poseen la necesaria potencia para hacer vibrar la masa corporal de la persona que se encuentra posicionada encima. Otra cosa importante es que las vibraciones se hallen distribuidas sobre todo el plato de apoyo y no sólo sobre la parte central.

El plato de apoyo deberá ser robusto sólido y más bien amplio.

AMPLITUD: esta característica es fundamental para una plataforma vibratoria. La amplitud debe estar comprendida entre 1 mm y 4 mm y debe ser muy precisa. Sucede, sin embargo, que en las plataformas vibratorias más económicas la amplitud cambia en función del peso del usuario y esto va en perjuicio del mismo. Es fundamental que tal amplitud además de precisa y constante en el tiempo este distribuida sobre todo el plato de la plataforma. Es siempre bueno desconfiar de las plataformas vibratorias poco potentes.

POTENCIA: la potencia del motor es una característica fundamental para una buena plataforma vibratoria. En el caso en el cual una plataforma vibratoria posea un motor poco potente no será en grado de emitir las debidas vibraciones con frecuencia y amplitud óptima. Un motor poco potente tiende a atenuar, ya sea la frecuencia que la amplitud de las vibraciones cuando se encentra bajo stress. Además tiende a sobrecalentarse si es expuesta a trabajo demasiado intenso.

Una plataforma vibratoria debería tener una potencia superior a 250 Watt o superior a 1 CV.

FABRICANTE: el fabricante debe ser una marca comercial conocida así podrá dar toda la asistencia pos venta en el caso de que se verifiquen imprevistos. Cualquier plataforma vibratoria podría tener un imprevisto o un defecto con una normal utilización y es justo en estos caso que se busca la colaboración del proveedor.

He aquí una breve lista de los importadores/ productores más conocidos y confiables:


Categorías Relacionadas
Plataformas vibratorias
Plataforma vibratoria, plataformas vibratorias

¿Le ha gustado este artículo? ¡Compártalo!:

Comparte este Artículo en Facebook  Añadir a Delicius   Añadir a Fresqui   Añadir a Google Bookmarks   Comparte este Artículo en Menéame   Comparte este Artículo en Technorati   Comparte este Artículo en Yahoo   Comparte este Artículo en Bitacoras.com   Comparte este Artículo en MySpace   Comparte este Artículo en Twitter